fbpx

No, tomar HSD no ayuda a hablar idiomas. El engaño de la “droga de los estudiantes”

El modafinilo o HSD es la droga de moda entre los estudiantes del mundo occidental y latinoamericano. Es una droga estimulante del sistema cerebral que se ha venido usando para tratar afecciones como la narcolepsia. No obstante, su auge en los últimos años se debe a su supuesta capacidad para mejorar el rendimiento académico. Incluso hay artículos que afirman que tomando HSD se puede llegar a hablar idiomas que no se han estudiado.

Este compuesto, que se vende bajo los nombres comerciales de Modalert o Concerta, entre otros, suele comprarse solo con una receta médica. Pero Amazon, en una estrategia irresponsable, permite su venta internacional sin supervisión facultativa. Por otro lado, médicos privados de escasa ética recetan estos fármacos sin preocuparse por la salud de sus pacientes. Este hecho es muy preocupante en Estados Unidos, donde la adicción a esta droga ya es considerada una epidemia por ciertos organismos sanitarios.

“Sin efectos secundarios”

Esta es una mentira recurrente que ciertos vendedores emplean para vender el modafinilo. Empezando por el final, es falso que el modafinilo no tenga efectos secundarios: todas las drogas y fármacos los tienen a medio y largo plazo. En concreto, este compuesto puede generar parálisis facial, temblores, picores, vómitos e insomnio.

Pero, ¿sirve para hablar idiomas?

Dado que el modafinilo se publicita como potenciador cognitivo o, incluso, como “droga inteligente”, muchos estudiantes lo han probado para mejorar su concentración. Un periódico afirmaba hace unos días: “sus efectos son los que la han hecho ser muy popular entre los estudiantes quienes han dicho que gracias a ella han podido hablar varios idiomas sin haber tomado clases antes”.

En primer lugar, no se puede hablar un idioma sin haber ido a clases antes o haberlo aprendido por inmersión. Es más, los efectos positivos sobre la concentración duran pocos días, y ahí comienzan los efectos secundarios. Depresión, ansiedad… y el menos difundido: amnesia. Los distribuidores del HSD se cuidan mucho de esconder este hecho. ¿Quién va a tomar una “droga inteligente” que produce olvido?

No busques atajos químicos: la mejor manera de hablar un idioma es estudiarlo en una buena academia. Si necesitas ayuda con el uso de HSD o cualquier otro fármaco, no esperes a que sea tarde y busca ayuda.

¿Quieres recibir en tu correo las últimas novedades en la enseñanza de idiomas? Suscríbete a nuestra newsletter (solo recibirás una al mes).

 




Queremos saber tu opinión

Deja un comentario

X
- Enter Your Location -
- or -
Restaurar contraseña
Comparar academias
  • Total (0)
Comparar
0

Ver resultados